,

El PSG y una incorrecta gestión deportiva cortesía de Qatar

PSG

Desde 2011, el PSG es propiedad del fondo de inversión qatarí, Qatar Sports Investments (QSI), la cual ha dado de que hablar por sus fichajes millonarios en búsqueda de crear una marca y un equipo de clase mundial, y si bien han logrado que el equipo parisino sea una de las marcas de mayor crecimiento, han fracasado en la creación de un equipo que logre dominar Europa.

El éxito en el fútbol no se trata solo de tener jugadores de calidad, sino de tener una estructura sólida y una estrategia a largo plazo, y en el caso del PSG, el aspecto deportivo se ha visto sesgado por decisiones enfocadas en la creación de una marca y no un equipo, llevando a un punto de quiebre a nivel económico con respecto al Fair Play Financiero y al límite salarial.

PSG

El PSG necesita desarrollar una identidad y estilo de juego coherente

En primer lugar, el PSG necesita un enfoque claro y consistente a nivel deportivo, así como una identidad de club que se refleje en los jugadores. Sin embargo, actualmente el PSG, bajo el mandato catarí, parece basar su enfoque en la adquisición de jugadores de renombre, en lugar de desarrollar una identidad y un estilo de juego coherentes, como lo fue la llegada de Lionel Messi sin resolver los problemas del medio del campo.

En segundo lugar, el PSG requiere paciencia y coherencia en su gestión de los jugadores y cuerpo técnico, ver más allá de la consagración del equipo en la UEFA Champions League ese año sin importar los siguientes. Ver que el cambio de entrenador o director deportivo sin un plan a corto, mediano y largo plazo no es necesariamente la respuesta para el éxito del PSG, sino un proyecto a corto, mediano y largo plazo con mejoras constantes que no se debe derrumbar y reconstruir sobre los escombros cada que la situación se complica.

Renato Sanches, Carlos Soler y Hugo Ekitike… ¿Fichajes impuestos por Qatar?

Y por último, para que un proyecto deportivo tenga éxito, este debe de tener libertad, es esencial que los altos mandos cataríes logren delegar el aspecto deportivo a aquellos que son expertos, y se respeten sus decisiones aunque estas no sean las más óptimas en materia de marketing.

Dependiendo de a quién cada persona le quiera dar su credibilidad, desde insiders hasta periodistas consagrados o independientes, no son pocos los rumores que colocan al presidente del club Nasser Al-Khelaïfi y al jeque Tamim bin Hamad Al Thani involucrados en movimientos deportivos como la renovación de Messi, o la contratación de Renato Sanches, Carlos Soler y Hugo Ekitike, haciendo que el trabajo de cualquier director deportivo que no siga al pie de la letra sus ideas, vea su proyecto constantemente lastrado por decisiones no relacionadas al aspecto deportivo.

Por tanto, el PSG necesita hacer cambios significativos desde la administración de Qatar si quiere construir un equipo de fútbol exitoso y sostenible a largo plazo, basándose en la identidad del club, la delegación y la coherencia deportiva.

Parisinos.net | Jesús Orihuela